Las recomendaciones realizadas por la National Research Council en 1989 para cubrir las necesidades de la población americana (RDAs) establecen unos valores de 2.200 Kcal. Diarias para una mujer tipo menor de 50 años y aproximadamente unas 1.900 Kcal a partir de esta edad.

La producción de estrógenos es la característica hormonal principal de la mujer. Los estrógenos se fabrican en los ovarios y se almacenan en el tejido graso. La ausencia de grasa que se produce en la mujer anoréxica es una de las principales causas por la que les falta la regla. En la menopausia no se producen estrógenos y, para compensarlo, aumenta el tejido que sirve de depósito: la GRASA.

Este fenómeno es un mecanismo natural ante la carencia estrogénica y es un sistema de adaptación a la supervivencia. Tener una reserva estrogénica en la grasa compensa el déficit de movilidad y la dificultad de conseguir alimentos en un medio natural. De esta forma se tiene más capacidad de aprovechamiento de los alimentos ingeridos.

Los alimentos más ricos en estrógenos son:

Derivados lácteos, enteros o desnatados, leche, queso, yogur.
Soja y derivados.
Carne de ternera o de cerdo.
Cerveza.

Los estrógenos son la fuente de la vida y es el mejor antienvejecimiento natural.

El gasto metabólico en la menopausia es muy bajo por:

Disminución del ejercicio físico.
Aumento del porcentaje de grasa corporal, lo que facilita la captación de estrógenos alimentarios. Cuantos más estrógenos ingerimos más aumentarmos el volumen de grasa corporal.

La grasa es un órgano de depósito, a mayor proporción de grasa más engorda la comida.


Si el volumen de grasa corporal es muy elevado, la persona aumenta de peso más por la gras que tiene que por lo que come. Se puede decir que es la excesiva grasa corporal la que hace engordar.

¿Por qué cuesta más adelgazar en la menopausia?

En esta fase, un pequeño desorden en la dieta engorda mucho más que en situacioes que se tiene menos grasa corporal. La dieta, por bien que se realice, siempre es menos eficaz por el bajo gasto energético.

La mujer menopáusica habitualmente ha hecho muchas dietas y su organismo está entrenado a defenderse de la agresión que supone la restricción dietética.

En esta fase de la vida, el objetivo de adelgazar y la ilusión por hacerlo, suele ser menor que en otros momentos, a la vez que la compensación psicológica del comer, tanto de forma individual como social, está aumentada. Esto produce un cansancio rápido en la realización de la dieta al tener que modificar muhos hábitos arraigados desde hace años.

Normas en la menopausia.

Prevención de osteoporosis: ingesta de calcio de 1000 mgr./día en mujeres hasta los 50 años y para las mayores de ésta edad se recomienda entre 1200 y 1500 mgr./día. Se recomienda suplementación con comprimidos de calcio y Vit. D.

El consumo excesivo de fósforo, muy presente en carnes y bebidas de cola, puede disminuir la absorción intestinal de calcio y aumenta la excreción urinaria del mismo.

La cafeína incrementa la excreción urinaria de calcio.

En mujeres postmenopáusicas, ser fumadora dobla el riesgo de fractura osteoporítica.

Es conveniente enriquecer la alimentación con antioxidantes, Vit.A, Vit.C, Vit,E y selenio para controlar el proceso oxidativo natural del organismo.

Realizar un baño de sol de 15 a 30 minutos por día.

Aumentar el ejercicio físico para compensar la disminución del gasto metabólico.

La menopausia es un proceso natural en el que se produce un aumento de peso 2 a 3 kilos y estos kilos son en forma de grasa que se distribuyen con un patrón androide (abdominal).Este aumento de peso se produce también en las mujeres que hacen terapia hormonal sustitutiva.


Dr. Tufet - Medicina Estética   93-458 32 70
Passeig de Sant Joan, 123
08037 Barcelona